07 jul En búsqueda activa de empleo

¿Estás en búsqueda activa de trabajo? ¿A qué esperas? ¿Esperas a que te despidan para preocuparte por tu futuro? ¿Sabes lo “que vales” en el mercado? ¿Sabes dónde ir? ¿Cómo contarlo? ¿A quién? ¿Eres consciente de que tú eres el responsable de tu carrera profesional?

En búsqueda activa, expresión bastante habitual que algunos ponen en su perfil de LinkedIn. No quiero entrar ahora a analizar si es o no es adecuado que aparezca esto en nuestro perfil de las redes sociales. Me parece una expresión nada adecuada que aleja a la persona de cualquier posible reclutador, pero, como todo, se trata de una opinión personal.

Lo que quiero analizar es la afirmación: “El trabajo para toda la vida se ha acabado”. Desde cualquier medio de comunicación se nos cuenta que estamos viviendo una nueva revolución, que trabajaremos por proyectos, para varios emplea- dores a la vez, trabajaremos desde cualquier sitio y a cualquier hora. Y esto ¿qué significa? O eres productivo y aportas valor a tu empleador, o no tendrás trabajo. Y es que las máquinas, ¿acaba- rán con el empleo?

Empleabilidad

Vidas laborales cada vez más cortas, siendo las carreras profesionales una montaña rusa, con al- tibajos y en las que se deja de tener estabilidad. Ahora mismo cada uno ya debe preocuparse de su propia carrera, cada uno es responsable de su “empleabilidad”. Pero las empresas que nos con- tratan deben preocuparse también por nuestra empleabilidad: tanto cuando estamos dentro como cuando ya no nos necesitan. Ello convive con cambios sociales en los que las responsabili- dades familiares son cada vez más tardías (cada vez se abandona más tarde el domicilio paterno, cada vez es más habitual ser padres a los 50).

La modernidad capitalista e industrial, la intro- ducción de las TIC, la globalización de la econo- mía y las nuevas formas de organización flexible del trabajo, son algunos de los más significativos cambios que conviven en el sistema socio labo- ral. Qué duda cabe que hay una nueva dinámica en las relaciones laborales y en el sistema de em- pleo contemporáneo.

“El trabajo no se crea ni se destruye, simple- mente se transforma”. “Estamos pues, ante una transformación. La revolución digital aporta la base material de una reestructuración del siste- ma capitalista, creando el nuevo sistema tec- no-económico de capitalismo informacional”, (Castells 2000).

¿Cuántos años llevamos diciendo que hay que cambiar el modelo productivo en España? ¿Qué hemos hecho?

La era de la información cambia la estructura social y el empleo actual, el que está surgiendo después de esta gran crisis, es diferente. ¿Se están “mercantilizando las relaciones laborales”? Por primera vez desde el inicio de la crisis, en España tenemos menos de cuatro millones de desempleados. Claro y es lógico que, después de tanta incertidumbre, los empresarios realicen, en la medida de lo posible, contrataciones temporales, externalizaciones, etc. (¿Empleo de mala calidad?) Si es que todo es incertidumbre también para ellos… incertidumbre política, incertidumbre económica… ¿Si se consolida el crecimiento, se consolidarán las estructuras de las empresas? Quizás vivamos una verdadera dualidad del mercado de trabajo, y no sea esta por la temporalidad o no de de los contratos, como tradicionalmente se ha dicho. Quizás la verdadera dualidad sea la formada, por un lado, por los trabajadores que no se cambiarían de trabajo (y, desde luego, no buscan cambiar) mientras no sean despedidos. Por otro lado, los trabajadores que no tienen “esa mochila” y estarían dispuestos a cambiar de trabajo por una mejora en condiciones, responsabilidades y proyecto.

Ayuda experta

Una de las características de nuestra economía quizás sea la de esos trabajadores con una alta antigüedad que, inevitablemente, es más complicado que se muestren interesados en esforzar- se por su “empleabilidad”. Pero, ¿y si sucede mañana? ¿qué haces? Te encontrarás solo ante algo que pensabas que no te iba a pasar. ¿Desde hace cuántos años no actualizas tu currículum? ¿Has trabajado tu red de contactos? ¿Sabes “vender- te”?¿Por qué no dices a tu empresa (ex empresa) que necesitas que te ayuden personas expertas? Hazlo, de verdad, que te será mucho más fácil volver. Pídelo.

Pero ambos grupos de trabajadores, ¿se han preocupado por “su empleabilidad”? ¿Están al día? ¿Actualizados? ¿Se preocupan, de verdad, por su carrera profesional? ¿Analizan dónde quieren estar en un futuro? ¿Qué quieren hacer?

¿Qué saben hacer? ¿Qué puede requerir de ellos el mercado? ¿Qué pagará el mercado por lo que pueden ofrecer?

Tendencias de mercado

Los departamentos de Recursos Humanos deben adaptarse a las tendencias del mercado, y el mercado cada vez necesita reacciones más rápidas… todo fluye a una gran velocidad.

Los departamentos de RRHH son también responsables de la empleabilidad de sus plantillas. Son responsables de la imagen de marca de sus empresas. Las personas que hoy se desvinculan deberían ser “embajadores de marca”. Las personas que permanecen en sus estructuras deberían tener orgullo de pertenencia y ser embajadores de marca también.

El orgullo de pertenencia, entre otras muchas cosas, viene dado por cómo se trata a las personas que dejan la organización y por generar nuevas relaciones con las que se queden y a las que se les exige una mayor productividad con menos recursos, sabiendo que están en algunos casos, con el síndrome de supervivencia, y con lo que esto supone.

¿Por qué no es más habitual contratar con los verdaderos expertos en carreras profesionales, con las empresas de outplacement?

Ellos tienen la respuesta a las preguntas que tú, lector, seguro que te estás haciendo a ti mismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies