09 ene Esperar sentado

esperar sentadoEsperar sentado a que la vida transcurra.

Esperar sentado a que “me salga” la oferta de mi vida, a que me llamen, a que un contacto me avise, a que aquel HH al que envié mi cv ¡¡hace tres meses!! se acuerde de mí.

Esperar sentado.

Al editar las fotos de un reciente viaje a Málaga, no pude evitar ver “algo” en esta foto que me abrió lo ojos.

¿Qué veis vosotros?… Está claro que son unas grúas del puerto de Málaga. Me fascinaron sus formas, y su orientación hacia la puesta de sol.

Yo ví algo más. Unas sillas gigantescas, inmóviles, expectantes, dispuestas para sentarse a esperar frente al sol.

Y percibí que la actitud de muchos de nuestros candidatos es precisamente esa, sentarse en la gran silla, mirando al sol y esperar… esperar… esperar.

¿Son vagos? ¡en absoluto!.

¿Son torpes? ¡aún menos!

¿Son indiferentes? ¡Ni hablar!.

¿Les faltan las herramientas? ¡Por supuesto que no, las suyas y las adquiridas en un programa de Outplacement!.

¿Qué les falta entonces?.

Simplemente, no acaban de darse cuenta de que en lugar de unas sillas estáticas, esas estructuras gigantes son grúas. Y la grúa es movimiento, acción, empuje, fuerza y energía.

Simplemente, no acaban de darse cuenta de que ellos, en sus trabajaos anteriores, eran capaces de manipular esas complejas grúas con sus competencias, habilidades, conocimientos, experiencias, estrategias, para conseguir el éxito.

Simplemente, no acaban de darse cuenta que esas grúas y esas competencias imprescindibles para manejarlas sirven también para conseguir un nuevo proyecto profesional.
Si has sido estratega en tu trabajo, ¿Por qué no serlo en tu búsqueda de un nuevo reto?.

Si has sabido vender bien los productos de tu compañía, ¿Por qué no vendes tu propio producto, tú mismo?.

Si has sido capaz de crear e innovar para tus empresas, ¿Por qué no creas e innovas en tu propio beneficio?

Si has sabido gestionar, planificar, analizar, desarrollar, hacer crecer a tu compañía, ¿Por qué no gestionas, analizas, planificas, desarrollas y haces crecer tu propio, único y personal proyecto?.

En estas reflexiones me encontraba, cuando llegó un candidato para iniciar su sesión. En la pantalla del ordenador permanecía la foto. La miró, la remiró … y  exclamó : “¡¡caramba, vaya grúas, parecen sillas gigantes esperando algo frente al sol!!”.

Mi reflexión se unió a su exclamación y trabajamos el doble concepto de la grúa y la silla.

Mi candidato salió hace un par de horas, con un plan de marketing clarísimo. Con acciones suyas y nuestras bien definidas. Ya no está sentado.

Ya no espera.

Simplemente, ha decidido que es el momento de empezar a manipular los engranajes que tan bien conoce de su grúa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies