24 may Diálogos IESE 5 de mayo. Las Personas y los puestos de trabajo. El despido interior

En el marco de la colaboración anual que el Grupo Persona desarrolla con el IESE IRCO sobre Diálogos con Personas; este ejercicio estamos confeccionando un estudio sobre las personas y los puestos de trabajo en las compañías.
El pasado 5 de mayo, celebramos el primer encuentro, con Directivos del área de gestión de personas de importantes compañías que operan en nuestro país; en este caso con el título “El despido interior”.

El despido interior es el final de un largo proceso de desmotivación y desvinculación del empleado, fruto de la sucesión de experiencias negativas en el trabajo. Se presenta cuando nuestra actitud hacia la empresa comienza a desmejorar y terminamos en una especie de indiferencia a todo cuanto nos rodea, perdemos el ideal del compromiso, nos volvemos personas pasivas y solamente deseamos que llegue la hora exacta de dejar la oficina.

Causas más probables

Relacionadas con el entorno:

  1. Mayor presión por el rendimiento y la productividad

En las últimas décadas se han producido importantes cambios. Las demandas hacia el empleado se han incrementado como consecuencia de la mayor competencia y la crisis económica, muchas veces en detrimento de su vida personal y su salud. Las empresas quieren obtener más de sus empleados, con un incremento muy pequeño de la compensación. Esta presión puede desembocar en la extensión de actitudes de cinismo y desconfianza, que son el primer paso hacia el despido interior.

  1. Procesos de reestructuración

La globalización, la competencia internacional y la recesión económica han conducido, por diferentes vías, a procesos de reestructuración de plantillas, que han provocado un deterioro notable del entorno laboral. Estos procesos generan invariablemente ansiedad, desconfianza e incertidumbre y, en definitiva, experiencias negativas en el entorno profesional.

  1. Ruptura del contrato psicológico

El modelo tradicional de contrato psicológico entre empleado y empresa planteaba un marco de estabilidad y seguridad para el empleado, en tanto que éste estuviera dispuesto a trabajar duro y mantener la lealtad y el compromiso con la empresa. Este contrato se ha roto.. En estas circunstancias, no es de extrañar que buena parte de los empleados sientan traicionada su confianza.

Causas internas:

Se refieren sobre todo a la insatisfacción respecto a tres necesidades básicas y profundas:

  1. Realización: necesidad de asumir nuevos retos y probarse a uno mismo;
  2. reconocimiento: necesidad de recibir valoración externa del esfuerzo y de la aportación de valor específico.
  3. Contribución: necesidad de sentirse parte de un colectivo, conectado con algo más grande y superior.

 
Tuvimos el placer de contar con la experiencia y la participación de Paz Fonteboa, Directiva del Área de RRHH y Comunicación de Orange quien, poseedora de una amplia experiencia profesional, en compañías como Barclays, Glaxo o Bel, nos explicó con detalle situaciones reales vividas, ejemplos concretos, buenas prácticas y proyectos emprendidos para luchar contra estas situaciones, a veces, tan enquistadas.

Se sucedieron las intervenciones del resto de los invitados, en una sesión muy activa, de la que se pudieron extraer interesantes conclusiones que podrían resumirse en la responsabilidad que tienen , tanto las empresas como los trabajadores, para evitar estas situaciones, dolorosas, improductivas, y que generar un importante coste económico y emocional a las empresas.

No hay fórmulas magistrales, pero las claves para la empresa pasarían por la Cultura, la  Comunicación y  Transparencia, la Motivación a los Mandos Intermedios, verdaderos motores del día a día de las compañías, la rotación en los puestos, el respeto, la escucha y la confianza. Tratar a los empleados como adultos. Plantear retos y nuevos proyectos. Y, por supuesto, detectar y corregir estas situaciones.

Las claves para el trabajador pasarían siempre por la responsabilidad, el compromiso, el deseo de divertirse y aprender, autoconfianza y autocrítica. Y siempre la madurez y el coraje.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies