11 jun Protagonistas. ¿Suerte?… seguro que sí, pero hay que buscarla y tratarla.

Soy Luís, tengo 48 años y mi experiencia  en ventas dentro del sector TIC supera los 25 años. He trabajado en cinco multinacionales y hace justo un año, tras 6 dedicado a  una de las grandes del sector, americana para más señas, me encontré sin proyecto profesional. Luís López

Todos los cambios que había tenido anteriormente los había liderado yo y ahora me encontraba con una situación totalmente nueva para mí. La empresa que se desprendía de mis servicios puso a mi disposición una consultora para ayudarme a colocarme nuevamente en el mercado, concretamente contrató los servicios de ARS. En un principio era bastante escéptico sobre  este tipo de empresas, principalmente porque a lo largo de mi carrera me había bastado yo solo para los cambios, pero ahora era distinto, me veía obligado a ello no siendo decisión mía.

Contacté con ASR, pensando que, como no tenía nada que perder ni hacer, no me vendría mal y ¡a ver qué me podrían contar que yo ya no supiera!.  ¿Cómo me ayudó ARS?

Cuando te ves en una situación así, lo primero que sientes es mucho vértigo y generas una inseguridad muy grande. ARS te ayuda a pensar y hacer un auto análisis de tus capacidades y competencias, te enseña a aclararte sobre lo que quieres hacer, trabaja contigo para recuperar  la confianza que habías perdido, cómo debes prepararte para venderte al mercado como profesional que eres (CV, entrevistas, redes sociales, etc.), conocerte más en profundidad para saber ilusionar sobre  tus fortalezas y tus éxitos en una entrevista de trabajo.

En mi caso, además de todo lo anterior, adquirí las herramientas para realizar una búsqueda de trabajo de manera totalmente proactiva. Si esperas que alguien o algo haga el trabajo de búsqueda por ti, estás abocado a un  fracaso seguro. En mi caso fue así, al principio pensaba que por mi posicionamiento en el mercado no debería tener problema para que alguien me llamara rápidamente ofreciéndome un puesto de trabajo, ¡error!, según pasan los días (y los días pasan muy rápido), el teléfono deja de sonar, hasta que se calla completamente y si no estás preparado, tus fuerzas disminuyen, pudiendo incluso llegar a sentirte hundido… Con ARS aprendí a anticiparme a las situaciones, estar preparado y manejarlas.

Dado que nadie va hacer el trabajo por mí, con todo lo aprendido con el equipo de consultores de ARS, en el mes de Septiembre de 2.014 tomé las riendas de la búsqueda de un nuevo proyecto, concretamente lo que más utilicé fue Linkedin, pero reforzado con llamadas a mis contactos y con una gestión eficaz de las mismas, preparando las entrevistas y analizando las estrategias. En tres meses ya estaba  analizando y desarrollando tres interesantes  oportunidades y el 1 de Diciembre empecé a trabajar en una multinacional del Sector TIC , desechando  las otras dos.

¿Suerte?……… seguro que sí, pero hay que buscarla y tratarla. Como me recomendó un buen cliente, “Luis, no esperes que nadie te llame a la puerta, lo que no hagas para tí mismo nadie lo va hacer”.

ARS me ayudó a ganar la confianza en mí mismo, a disponer de un método, una estrategia, y a afrontar el problema con energía, y a los resultados me remito.

¡¡ Gracias ARS!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies