02 feb Tratamiento contra la desesperanza.

    • CINEMA PARADISOHagas lo que hagas, ámalo, como amabas la cabina del Cinema Paradiso.
      Ama cada día de tu vida,
      Ama cada momento de tu vida.
      Ama lo que hagas en cada momento de tu vida.

    • Hagas lo que hagas, ámalo, como amabas la cabina del CInema Paradiso.Ama tu trabajo y si no lo amas, ten el valor de cambiarlo.
      Ama cada momento de tu trabajo, y si no lo amas, y no puedes cambiarlo, descubre cada día algo, por pequeño que esto sea, que lo convierta en el trabajo de tu vida.

    • Hagas lo que hagas, ámalo, como amabas la cabina del CInema Paradiso.Ama cada dificultad de tu trabajo.
      Ama cada descubrimiento y aprendizaje.
      Ama todo aquello que has temido y has conseguido superar.
      Ama a todo aquel que has temido y has conseguido conquistar y convencer.

    • Hagas lo que hagas, ámalo, como amabas la cabina del Cinema Paradiso.Ama hasta los tiempos de carencia de trabajo porque puedes convertirlos en grandes momentos, olvidando la incertidumbre de la búsqueda para centrarte en la aventura del encuentro, de la investigación, del descubrimiento.
      Ama en esos tiempos de búsqueda todo lo que ya has hecho, y eres capaz de hacer.
      Ámate a tí mismo, porque nadie es capaz de vender lo que previamente no ha comprado. Compra tu idea, tu producto, cree en él, amándolo, y lo venderás mejor.

    • Hagas lo que hagas, ámalo, como amabas la cabina del Cinema Paradiso.Ama el momento de abrir los ojos cada mañana , que es el momento de elegir lo que será el motor de tu día. Algo, por pequeño que sea que te ilusione, que te active.
      Ama el motor elegido y ponlo en marcha. Conviértelo en tu fuerza.
      Centra tu día en el motor elegido, envolviéndolo, gozando de ese momento, quizás unos segundos en toda una jornada.

    • Hagas lo que hagas, ámalo como amabas la cabina del Cinema Paradiso.Ama tu presente y disfrútalo como si fuera el último segundo de tu vida.
      Ama los proyectos de futuro, acarícialos, pero no olvides el punto anterior, vivir el presente.
      Ama tus recuerdos del pasado, guárdalos como un tesoro en tu corazón, pero no olvides el punto anterior. Vivir el presente.
      Ama ese presente, con tu familia, o tu pareja, o tus amigos, o tu mascota, o tus vecinos, o tus paseos, o tus aficiones, o tu cámara de fotos, o tu partido del domingo, o tus museos, o el placer de la jubilación tranquila, o tu partida de mus, o la peli del sábado, o el viaje soñado, o la excursión al monte, o ese libro que no consigues soltar, o e jersey que estás tejiendo, o las cañitas con los amigos, tantas, tantas cosas.
      Nadie dijo que vivir fue una tarea fácil, pero con amor todo es mucho más sencillo.

    • Hagas, lo que hagas, ámalo, como amabas la cabina del Cinema Paradiso.

      Giuseppe Tornatore, 1988


       

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies