04 nov ¡Abre los ojos!

Abre los ojos
Y las orejas,
Y tu cerebro,
Y tu corazón.

Abre los ojos para leer y descubrir más allá de lo escrito.

Ejemplo real.
Detectamos una oferta en la que una multinacional solicita cincuenta comerciales del canal XXX para lanzamiento del producto YYY. Llamamos a un candidato. Nombrémosle Juan: “¿has visto esta interesante oferta?”… respuesta de Juan “pero si yo no soy comercial, ¿para qué me voy a postular?”. Nuestro argumentario. “abre los ojos, ve más allá de la oferta. Si están buscando comerciales de base en una oferta de lo que denominamos “mercado abierto”, mi intuición me dice que en el “mercado oculto” están buscando al Responsable o Manager de los 50 comerciales de base”. Y ¡¡bingo!!, lo buscaban. Desarrollamos una estrategia eficaz, utilizamos la red de contactos de Juan, uno le aportaba una información relevante sobre la empresa, el otro un consejo sobre cómo dirigirse y el de más allá, el contacto EXACTO a quien dirigirse. Juan es hoy el flamante manager de los 50 comerciales de nuestra historia.
Abre los ojos para escuchar mejor

Ejemplo real.
Yolanda, una candidata de ARS acude por las tardes con su niño al parque. Habla con padres y madres de otros niños. De una de esas conversaciones, surge un comentario, ¿sabéis que por fin van a construir en el solar del barrio, que llevaba tantos años abandonado, el que está en frente del colegio ?. Yolanda capta la noticia, investiga, mueve a todos sus contactos, rastrea por internet, indaga, averigua. Se trata de la construcción de un pequeño centro comercial, con tiendas dedicadas exclusivamente a los niños, algunas, pertenecen a grandes y conocidas multinacionales. Yolanda sigue el hilo de la pista. Hoy es la encargada de dicho centro comercial. No fue un camino fácil, pero llegó al proceso antes de que se publicara un anuncio. Cuando el resto de candidatos empezaba a enviar su CV, Yolanda llevaba ya dos entrevistas que previamente había trabajado con nosotros.
No esperes que te lo den todo hecho…¡¡abre los ojos!!

No esperes a que “salga” el trabajo de tu vida, porque nada “sale” si previamente no se ha sembrado … ¡abre los ojos!.
No esperes a leer el anuncio perfecto en el que solo falte tu nombre escrito con letras de oro. …¡abre los ojos!.
Mira a tu alrededor, no te duermas, explora, indaga, investiga, pregunta, remueve, visita, acude, contacta, averigua, persigue, en definitiva ¡vive la búsqueda! Y siempre, siempre
¡Abre los ojos!.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies