02 oct Deseo, Disimulo, Indecisión, Valor

LogoARSnews

Me gusta caminar.
Me gusta la fotografía.
Me gusta trabajar.

Estas tres premisas las combino y creo mi frase. “Cada día voy a trabajar caminando y haciendo fotos en el trayecto”.
Todo me llama la atención, todo lo fotografío y encuentro verdaderas historias. Como la que hoy traigo al blog de Ars.
No pude evitar fotografiar al protagonista de mi historia varias veces. Estaba de espaldas y podía salvaguardar su intimidad, era un “robado” muy discreto.

Y ví la historia que narro en fotogramas.
1. Nuestro protagonista no puede evitar sorprenderse, admirarse, y quizás desear a la hermosa y gigantesca dama de la famosa fotografía de Elmunt Newton. Y titulé a mi foto DESEO.
2. Pero al caballero le producía un pudor infinito mirar abiertamente a la desnuda belleza y optó por mirar unos libros y con el rabillo del ojo contemplar a la mujer. Y la titulé DISIMULO.
3. Nuestro hombre dudaba, vacilaba, no acababa de levantar la vista. Y la titulé INDECISIÓN.
4. El protagonista rompe con sus pudores, y decide disfrutar abiertamente de la belleza. Y la titulé VALOR.

Subí el collage a un portal de fotógrafos aficionados en el que participo muy activamente, recibí todo tipo de comentarios y, poco a poco la olvidé.
Hace algún tiempo, poniendo orden a mis fotos la redescubrí…¡¡ y la ví con otros ojos!! Porque me recordó a miedos, dudas y vacilaciones que me planteaba un candidato a la hora de utilizar su red de contactos. Un miedo infinito a PEDIR, cuando PIDIENDO, REGALAMOS.
Cuando pedimos un contacto, o una información o un consejo, ESTAMOS REGALANDO CONFIANZA, RESPETO Y ADMIRACIÓN.
Confundimos la gestión de los contactos con PEDIRLES TRABAJO. Y pedimos lo que no tienen: UN TRABAJO, y tememos pedir lo que sí tienen, INFORMACIÓN, CONTACTOS, CONSEJOS, OPNIONES, SUGERENCIAS, PUNTOS DE VISTA, ÁNIMOS, CARIÑO, AMISTAD Y etc etc etc.

Cuando en nuestra sesiones de consultoría conseguimos que el candidato comprenda el concepto de gestión de contactos, comienza, a veces, no siempre, un nuevo trabajo, ayudarles a perder el miedo de abordar a esos contactos. La primera premisa es clara, y vuelvo a unas líneas más arriba: PIDIENDO CONSEJOS , INFORMACIÓN O CONTACTOS, ESTAMOS REGALANDO CONFIANZA, RESPETO Y ADMIRACIÓN. ¡Y a todos nos gusta regalar!! Pero desde hace algún tiempo, además, les muestro el collage y se ven reflejados en él, como el viandante que teme mirar, que mira de reojo, que no tiene el valor de descolgar un teléfono y dar el primer paso para mantener una conversación, recuperar una relación perdida en el tiempo, reencontrase con un amigo o un colega.

Cuando se deciden a llamar, dan mil rodeos, explicaciones y subterfugios, en lugar de mirar abiertamente, preguntar abiertamente. Pedir abiertamente.

Miran la foto y comprenden, que mirando decididos, disfrutarán de toda la belleza.
Deseo , disimulo , indecisión, valor.
¿Por qué no, tener valor y decisión para mirar sin disimulo, colmar tu deseo y ¡¡disfrutar¡!?.
¿Por qué no tener valor y decisión para llamar sin disimulo a tu viejo contacto y pedir sin rodeos lo que necesitas de él, que él tiene y desea dar?.
Recuerda:
Deseo, Disimulo, Indecisión, Valor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies